Noticias

Preparación de pedidos: las estanterías picking


Las actividades de preparación de pedidos, también conocidas como “picking”, consisten en la recolección y combinación de cargas en gran volumen, con el fin de conformar los pedidos de ciertos clientes, cumpliendo su encargo en tiempo y forma con la cantidad de mercancía que hayan adquirido. Las estanterías picking, además de cumplir con su rol de almacenamiento de materiales, permiten que estos se encuentren en las mejores condiciones para que sean entregadas al cliente.

Las estanterías de picking son conocidas por su diseño especial para manipular la carga de forma manual, es un sistema versátil, que se adapta a los espacios disponibles en los almacenes, así como al tipo de productos con los que se va a trabajar durante los procesos de transporte y distribución. Estas estanterías se han popularizado en los últimos años en las industrias, pues al ser ideales para las operaciones de carga manual permiten cambiar el nivel de altura de la mercancía, sin tener la necesidad de utilizar maquinaria de elevación que puede implicar un gasto extra para la empresa (y un riesgo para la seguridad si no se cuenta con un operador experto y capacitado), con lo que se hacen más fáciles las labores del personal de almacén.

El almacenamiento es una actividad que se realiza en prácticamente todos los almacenes y bodegas existentes, ya que es indispensable resguardar materia prima, mercancía, herramientas, maquinaria y demás paquetes o productos para su posterior traslado o para utilizarse como parte de la manufactura.

El picking es una actividad que se relaciona con la manipulación de cargas unitarias, tanto en el proceso de preparación de pedidos para su posterior envío como en los ciclos para la reposición de las existencias. Por esta razón hay distintos mecanismos para gestionar la actividad, ya sea de forma manual o sencilla con un operario que recopila las unidades de carga al tiempo que recorre las instalaciones, o de forma automatizada, con sistemas tecnológicos que ayudan a preparar los pedidos y conocer sus existencias. Por ende, el picking es un proceso que tiene un impacto directo en los costes de operación en las industrias.

Si un almacén no cuenta con las estanterías adecuadas ni con un diseño adecuado, el impacto financiero del picking es desorbitante, ya que puede exceder hasta el 60% de los gastos de trabajo; las industrias que consiguen reducir los costes por almacenamiento consiguen ser más rentables y competitivas y para esto existen diferentes soluciones y técnicas, las cuales tendrán diferentes impactos financieros, especialmente en los costes de adquisición o iniciales, pero también beneficios mayores dependiendo del tipo de soluciones por las que se opten.

Cuando las empresas son pequeñas, el espacio de almacenamiento suele ser reducido y limitado, limitando a su vez la actividad de la preparación de pedidos, pues suele realizarse sobre una paleta colocada en niveles inferiores de las estanterías picking, que pueden ser metálicas o de madera, y que permiten reservar espacios para los pedidos listos para salir, la cual es la solución más recomendable por su practicidad.

 

Es muy importante que las estanterías puedan ajustarse a los diferentes tamaños de los almacenes, bodegas o naves industriales, puesto que en una empresa más grande se puede realizar el trabajo de la preparación de pedidos en estanterías ubicadas a mayor altura, lo cual es recomendable en el caso de cargas pesadas y voluminosas. Esta solución es adecuada para las grandes empresas, que deben contar con un gran stock de mercancía para satisfacer la demanda de sus clientes, ya que los costes de resguardo, preparación y entrega de pedidos pueden ser más bajos al manejar una gran cantidad de mercancía en volúmenes que las empresas pequeñas aún no manejan.

El uso de maquinaria adecuada puede ayudar a mejorar la calidad de los servicios de picking, con máquinas como montacargas, elevadores o patines eléctricos, con los que se pueden colocar los pallets a cualquier nivel de altura y eliminan las estrategias de trabajo hombre-producto, las cuales pueden producir errores humanos o accidentes de trabajo que pueden ir desde lesiones de la columna a causa de la carga manual de mercancía, hasta caídas de mercancía, fracturas u otros accidentes que pueden poner en riesgo la integridad de los trabajadores, pero también la de los productos o mercancías almacenadas.

Con el fin de elegir la mejor solución para la preparación de pedidos, se deben analizar los diferentes sistemas y soluciones de almacenamiento, así como la distribución más adecuada del almacén y de la mercancía, lo que hará que las actividades de picking sean más sencillas. Respecto a estas actividades, la preparación de pedidos por olas o por agrupaciones de mercancía es la solución más recomendable para mover pallets completos con grandes volúmenes de productos.

Como anteriormente mencionábamos, elegir adecuadamente el sistema de almacenamiento permite a las empresas ser más rentables y competitivas, obteniendo mayores ganancias al reducir los costes operativos, entre los que se incluye la adquisición de maquinaria industrial, su mantenimiento y la contratación y capacitación de personal para operarla; con esto se demuestra que además del personal, el mobiliario es de gran importancia para que un almacén funcione adecuadamente.

Comentarios

comentarios