Noticias

Por qué es necesario contar con un rack Cantilever


Por su forma y peso, las estanterías cantilever cuentan con muchos beneficios: tienen la longitud perfecta para el manejo de cantidades grandes, producen una mejor distribución de la venta y son capaces de mantener mucho peso a la altura en la que son instaladas.

Si se quiere manejar artículos de diferentes formas y tamaños es necesario tener este tipo de herramientas a la hora de acomodar y almacenar la mercancía.

El material con el que están hechas las estanterías cantilever garantiza una base sólida, que puede sostener cualquier cosa, distribuyendo la mercancía perfectamente sin desperdiciar espacio. Cada tornillo, cada tuerca es un seguro de fuerza que estriba en un punto y forman una especie de fila de metal tan práctica para el mercado que en la actualidad son necesarias en todos los almacenes.

La estética que se puede lograr teniendo los elementos correctos hace de las compras un gusto, un placer de acudir a las distribuidoras a obtener toda clase de producto. La versatilidad que caracteriza a estas estanterías por su forma compuesta de columnas y brazos se ven beneficiadas y mejor amoldadas por el material que les compone, y es que a pesar de que soportan un peso medido en toneladas, sus brazos no se deforman ni sufren daño alguno, la distribución que se tiene al contar con una gran cantidad de brazos hace que el peso se expanda en más de un punto, se reparta en cada una de las bases que cargan el peso y puedan amoldarse a diferentes áreas. La forma en que los brazos se unen a la plataforma puede ser horizontal o vertical, dependiendo los objetivos de cada empresa.

 

Las distribuidoras de productos para el almacenaje tienen un compromiso fundamental dentro de todo el proceso de la compra-venta del mercado, sosteniendo una gama de compuestos variados. El que un artículo esté colocado en una base sólida y sustentable necesita de materiales forjados con base en acero o hierro, una estantería de madera puede sufrir daños con el cambio de clima y una de plástico debe ser lo suficientemente capaz de soportar toneladas de peso sin gastarse ni doblegarse, estas son las razones por las que el metal es tan útil en el almacenaje.

Las estanterías cantilever son una de las mejores opciones al experimentar un cambio en la distribución de los productos, puede mantenerse como una base sólida con el muro o en medio del pasillo como una estantería doble que tiene dos lados dónde depositar los objetos. Así, la estética y provecho por todos los espacios se mejora, sin tener que recurrir a la necesidad de comprar otro tipo de mostrador. Las dimensiones de las estanterías están verificadas conforme la distribución en el almacén lo permita, sin embargo, la distribución ascendente, uno sobre otro, tiene la ventaja de facilitar mayor lugar para artículos que cuenten con una ampliación más grande, procurando siempre que en la base se deposite el objeto más pesado.

Dado que no todas las personas requieren el mismo tipo de producto, existen diferentes tipos de estanterías cantilever para cada situación. La cantilever ligera cuenta con una altura de entre 2,2.6 y 3 metros, es ideal para distribuir objetos de dimensiones pequeñas, así se tendrá una mayor accesibilidad, sus brazos son adheridos a las columnas por medio de ganchos y no de tronillos y son de longitud entre 400-800mm.

La cantilever mediana cuenta con una altura de 3, 3.5 y 4 metros que la hacen un poco más altas que la ligera, igualmente los brazos unen a las columnas por medio de ganchos y disponen de 400-1250mm. La cantilever pesada tiene las mismas dimensiones que la mediana con la diferencia del peso que pueden soportar, en esta se tiene la necesidad de herramienta para su ensamblaje y sus brazos están adheridos a la columna principal por medio de ganchos o tornillos, es ideal en caso de tratarse de  una carga extensa y muy pesada.

Comentarios

comentarios