Estanterías picking

Las estanterías picking poseen diversas cualidades y características que las ha posicionado como uno de los sistemas de almacenaje más  utilizados y eficientes en varios países de América, por lo que resulta conveniente conocer a fondo esta estantería y sus usos dentro de un almacén.

Para entender completamente el concepto de estas estanterías, necesitamos definir, primeramente, el término picking. ¿De qué se trata? En el ámbito de la logística empresarial, se refiere al proceso en el que son recogidos los materiales con la apertura de una unidad de empaquetado, es decir, el proceso donde se recogen materiales mediante la extracción de unidades empaquetadas o conjuntos que cuentan con más unidades que las que son extraídas. La palabra “picking” hace alusión a la preparación de los pedidos.

El picking también es entendido como una etapa base en la preparación de los pedidos en los depósitos que tiene implicaciones directas en toda la cadena de suministros, pues en muchas situaciones, es el cuello de botella de ésta. A grandes rasgos, el picking se divide en dos tipos:

  • De unidades. Esta se refiere a aquellas situaciones en las que se extraen mercancías unitarias de una caja.
  • De cajas. Esta hace referencia a aquellas situaciones en las que son recogidas cajas con la ayuda de un contenedor o paleta, conocido como packing.

Comúnmente es un procedimiento intensivo que requiere de mucha mano de obra, por lo que su mecanización y mejoramiento es uno de los métodos más viables para optimizar la rentabilidad de toda la cadena de suministro. Por ejemplo, elimina aquellas partes con menores índices de productividad en todo el proceso de recogimiento. La parte con menor productividad suele relacionarse con el desplazamiento en los sitios donde se llevará a cabo el picking de las mercancías.

Para la eliminación de tales desplazamientos suelen usarse algunas soluciones: una de ellas está basada en la disminución de los desplazamientos a través de la modificación del proceso; la otra consiste en la automatización con máquinas. La primera es llamada “picking por oleadas” y se basa en la reducción de los desplazamientos con el establecimiento de rutas ideales para el movimiento; mientras que la segunda, conocida como “picking de consolidación”, consiste en reunir en un único sitio los contenedores que protegen los productos que serán sometidos al proceso de picking.

Las estanterías para el proceso picking están conformadas por una serie de plataformas de rodillos o roldanas, las cuales son inclinadas y garantizan la regulación correcta de la salida y entrada de las mercancías. Los productos ingresan por un extremo y se desplazan por acción de la fuerza gravitatoria, hasta llegar al sitio en el que se realiza su salida.

De este modo, posibilitan una rotación perfecta de los productos y evitan las interferencias relativas a las tareas de recogida y reposición de los materiales. Cabe mencionar que también incrementan la velocidad en la preparación de los pedidos antes de su emisión. Para volver más versátil y ágil el recogimiento de las mercancías, pueden implementarse algunas tecnologías pick to light basadas en softwares gestionados por Easy WMS.

Las estanterías picking están diseñadas para aquellas zonas de almacenamiento que poseen grandes volúmenes, ya que incrementan la cantidad de líneas a desarrollar e inhiben la generación de desplazamientos innecesarios por parte de los trabajadores dedicados a las operaciones de picking. Así mismo, son muy útiles para el almacenamiento de mercancía suelta o cajas individuales (como las que se observan frecuentemente en los mostradores de las líneas de farmacias), a la vez, conforman sistemas ideales para los productos que se resguardan y retiran de forma manual.

Los comentarios están cerrados.